Dimecres, dimecres de novembre

Contra toda posible esperanza de victoria, cojo silla y encaro el test de alemán. Pánico mortal. En el centro del vacío hay otra fiesta, tantas veces leída este verano. Y en esta silla empiezo a tocar fondo. El tiempo no es más que otra desilusión femenina, me dice Jordi desde Fuerteventura. Doctor Pasavento en edición de bolsillo. Lo compro. John Cheever. Y el invierno, a pesar de todo. No es posible volverse viejo en el transcurso de una tarde.

Comentaris

Publicacions populars